La vida es una mierda

La vida es una mierda

Hoy me pongo del lado de los pesimistas. O de los que no son pesimistas pero la vida les ofrece tragedias. Hoy os entiendo y me apetece ponerme en vuestro lugar. Siempre nos solemos comparar con aquellos que parece que las vida les sonríe, aquellas personas a las que tienes cierta envidia por cómo se les desarrolla la vida. Y es que solemos vivir en el "me gustaría" y no en el "estoy agradecido de lo que soy". Así que la vida en diversas ocasiones nos ofrece golpes demasiado duros como para poder aceptarlos. Perdemos hijos en sus edades más tempranas; a otros los despedimos por accidentes en la maldita carretera; a otros se los lleva alguna enfermedad como el cáncer; o simplemente vemos como nuestros seres queridos son atrapados por una de las enfermedades más letales y por la cual mueren personas en esta vida: el derrotismo.

Main photo by Tom Pumford

Lo siento pero nunca podré aceptar que la vida es una mierda, la vida es muy difícil pero siempre ofrece oportunidades. Y momentos duros pasamos todos, es nuestra percepción de la realidad lo que hace que nos hundamos en la miseria emocional. Admiro a aquellas personas que aún teniendo grandes dificultades, se levantan diariamente para cumplir sus sueños. Podrán ser víctimas de una enfermedad, podrán no tener partes de su cuerpo, podrán estar pasando el peor momento de sus vidas, pero siempre conectan con la valentía de entender que esto de la vida va de estar vivo pase lo que pase. Aquellos seres queridos que hayas perdido o estén en dificultades van a querer verte con vida, con alegría, con ganas de vivir porque ellos es lo que necesitan.

¿Y SI LA ACEPTACIÓN NOS HACE PERFECTOS?

No sé si a ti aún te convencen los anuncios en la televisión, radio y prensa que abogan por ser perfectos. Por tener un pelo Pantene, una silueta Special K o por pasar unas vacaciones de pulsera todo incluido. La vida pasa muy rápido y los detalles no pasan desapercibidos. Muchas personas se despiden diariamente, a otras les cambian la vida de un día para otro, y a la gran mayoría nos pasan los días sin poder exclamar a los cuatro vientos: ¡Éste ha sido el mejor día de mi vida! La vida puede ser una mierda, maravillosa, una fiesta o incluso una tortura, y lo más impactante es que el poder está en ti y en tu visión de ella misma.

Mi vida cambió cuando acepté que algún día voy a morir. Que mi tiempo es limitado y que quiero vivirlo en profundidad. Que no me gustaría que todo fuera perfecto, sino que soy yo el que tengo que aceptar lo que venga. El entrenamiento de la mente es importantísimo para lograr vivir en el equilibrio. No hay nada como transformar pensamientos negativos en positivos y dejar que la propia mente te ayude a encarar tus problema. Es muy fácil decirlo, muy difícil hacerlo y casi imposible interiorizarlo. Pero también era casi imposible que yo hiciese 1.200 km caminando en 65 días sin recursos y aquí me tienes escribiendo este post. La línea de lo posible o imposible la marcas tú. Entonces, ¿qué es para ti la vida?



Marc FasFounder at Dreamingpass

Yo de mayor quiero ser libre. He creado un boarding pass para ayudarte a conseguir tu sueño más preciado: ser feliz. Me siento emprendedor, me encanta fluir con la vida y las cosas sencillas. No soy el mismo desde que tuve un despertar interior que me lleva a viajar en busca de la felicidad. Puedes encontrar más sobre mi en Acerca de o en mi perfil atípico de linkedin. Escribo en mi blog, te ofrezco una comunidad para ayudarte a ser feliz y viajo muy a menudo para demostrar que para mi: "la vida es otra cosa".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *