Muévete, que no eres un banco

Muévete, que no eres un banco

Yo vivía sentado en un banco. Y no es que quisiera, es que me habían convencido. Me dijeron que no me moviera, que en la comodidad estaba la felicidad. Y ahí sentado fui acumulando tantos miedos que el día que decidí levantarme mis piernas no respondían. Estaban atrofiadas de tan poco movimiento. Dicen que cuando somos ancianos es normal que nos encorvemos y que empiece a fallarnos el cuerpo; es biología. Son normales tantas cosas que nos creemos, que al final cuando morimos, no marcamos la diferencia. Nos encantaría ser originales, auténticos, especiales pero todo dentro de la normalidad. Y nos solemos ir de este planeta sin darnos cuenta que morimos por exceso de ésta última.

¿Qué función cumplimos? ¿Mejoramos la especie? ¿Traemos al mundo niños y niñas para ayudarles a cambiar este mundo? ¿Nos dedicamos a ser personas que brillan, que aportan vida o solemos tratar de sobrevivir? ¿Quizás buscamos no salirnos de lo habitual y poder cumplir cuantos más años mejor?¿Es el dinero el que nos impide movernos, la responsabilidad de tener niños o los miedos que hemos alimentado?

Main photo by Namphuong Van

Un día me cansé de estar sentado, cogí mis miedos y nos fuimos de viaje. Un viaje nada fácil. Mi maleta iba repleta de cadenas. ¿Y si mi alrededor no lo aceptaría? ¿Y si hacia daño a mis seres queridos? ¿Y si dejaba de vivir el momento por estar planteándome demasiadas suposiciones? Finalmente llamé a mi corazón que siempre anda con ganas de vivir y me empujó para atreverme.

 La vida es un juego en el cuál si descubres tus cartas siempre tendrás la oportunidad de ganar.

Click to Tweet

Creía que los miedos se esfumaban y que además paralizaban. Y al final descubrí que se trata de jugar. Los miedos no han desparecido nunca, lo que cambió fue mi actitud. Si me daba miedo dejarlo todo por cumplir un sueño, pues alimentaba el miedo a no cumplirlo. Que me asustaba lo que pensaran los demás, pues me creaba un miedo más potente, cómo me sentiría yo si fracasaba.

El planeta Tierra se mueve alrededor del Sol. La luna da vueltas a la tierra. Y el Sol a su vez se mueve al compás de la galaxia. Y ésta última también se encuentra en movimiento. Si todo lo que te rodea y qué es más importante que tú, se mueve: ¿qué haces queriendo vivir en el banco?

Enter your text here...



Marc FasFounder at Dreamingpass

Yo de mayor quiero ser libre. He creado un boarding pass para ayudarte a conseguir tu sueño más preciado: ser feliz. Me siento emprendedor, me encanta fluir con la vida y las cosas sencillas. No soy el mismo desde que tuve un despertar interior que me lleva a viajar en busca de la felicidad. Puedes encontrar más sobre mi en Acerca de o en mi perfil atípico de linkedin. Escribo en mi blog, te ofrezco una comunidad para ayudarte a ser feliz y viajo muy a menudo para demostrar que para mi: "la vida es otra cosa".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *