¿Y si no hay que ser fundamentalista con la comida?

¿Y si no hay que ser fundamentalista con la comida?

Un día comenté lo que me dicta mi conciencia. Come verde, colores, alimentos que nutran. Huye del supermercado, está todo muerto, sin vida. En este viaje quiero aprender a plantar semillas y a pescar de tú a tú, como manda la madre naturaleza. A sentir los alimentos pero también a entender en la época que vivo y cual es mi propósito.

Respeto y puedo compartir muchas cosas en común con cualquier humano que decida comer lo que quiera y como quiera. ¿Quién soy yo para juzgar? Absolutamente nadie, ya tengo bastante conmigo mismo como para ir metiéndome en la vida de los demás. Lo único que quiero aportar hoy es lo que a mi me llena y está probado a la máxima potencia.

Yo busco el equilibrio o más que eso, aplico la ley de Pareto. 80% de comida con muchos nutrientes y un 20% de lo que me de la real gana. Y mi única intención es emitir energía positiva a los alimentos. No sé si has visto un vídeo por internet que habla del poder de tus pensamientos a la hora de transformar las moléculas. Siento que no sirve de mucho comerse una zanahoria amargado y con presión. La vida para mi consiste más en fluir y emitir energía de la buena que pueda recibir el universo y se te devuelva rápidamente.

"Al final, lo que importa no son los años de vida, sino la vida de los años". Abraham Lincoln

Click to Tweet

Por ello mi intención como afirmaba Lincoln es ponerle vida a mis años y no al revés. Seguiré bebiéndome de vez en cuando ese batido que me preparan con mucho amor en Praliné. Me hace feliz, progresar, sentirme bien. Me ayuda a compartir momentos, alegría y sonrisas. No quiero caer en el fundamentalismo. Un día descubrí que tu mayor enemigo eres tú mismo y cómo cuidas a tu mente. No me hagas caso que yo no tengo ni idea de la vida, pero quiero compartir esto porque a mi me funciona. ¡Cada día estoy más vivo!

Días 27 y 28 de diciembre del Diario del Camino



Marc FasFounder at Dreamingpass

Yo de mayor quiero ser libre. He creado un boarding pass para ayudarte a conseguir tu sueño más preciado: ser feliz. Me siento emprendedor, me encanta fluir con la vida y las cosas sencillas. No soy el mismo desde que tuve un despertar interior que me lleva a viajar en busca de la felicidad. Puedes encontrar más sobre mi en Acerca de o en mi perfil atípico de linkedin. Escribo en mi blog, vendo mis servicios para ayudarte a ser feliz y viajo muy a menudo para demostrar que para mi: "la vida es otra cosa".

2 thoughts on “¿Y si no hay que ser fundamentalista con la comida?

  1. La ley de Pareto está en todos lados y tú eres el que mejor sabe usarla 👏👏👏

    Ya queda menos para empezar una nueva etapa llena de retos, caminante. Suerte, ánimo y nos vemos en el camino Marc 😊

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *