DESCRIPCIÓN DEL SUEÑO

La verdad es que un atardecer es una ilusión, no desaparece el sol, es la tierra quien lo provoca de tantas vueltas que da. Y ese momento, como es mágico, me gustaría compartirlo más de 50 veces contigo. Y qué lugares son los elegidos, te preguntarás. Pues no existe ninguna lista, fluyo y allá donde mis ojos vean un atardecer único, saco la cámara y empiezo a grabar. Por ello me gustaría recorrer medio mundo en busca de estos momentos. Que el objetivo sean como mínimo 50 es para obligarme a moverme en busca de ellos.