28 de enero

Hoy no tengo prácticamente nada que decir

Es 28 de enero de 2019

Querido diario…

Hoy es de esos días en el que no fluyen las ideas. Llevo más de una hora delante del ordenador y nada. Así que escribiré sobre ello. Muchas veces tratamos de forzar situaciones que no tienen porqué darse. Creo que igual me he pasado con el reto del diario. 365 reflexiones en un año. Son demasiadas, pues si llevo no llega a 30 y ya no sé sobre qué escribir.

Pero tiraremos de imaginación. Trataremos de vivirlo. Igual es que he hablado demasiado en mi vida y ahora es tiempo de ahorrar palabras. Mis cuerdas vocales y mis manos lo agradecerán. Pero no creo que esté solo. Pienso que en general hablamos demasiado y escuchamos muy poco.

Yo en ello ando, en escucharme. El cuerpo me estaba hablando y no le estaba haciendo caso. Y ahora ya no va con bromas. Me he dado cuenta que mi esencia apuesta solo por el todo o nada. No puedo conformarme con decir que vivo a medias, que estoy estable, que no estoy mal. O voy a por todas o no sé ir a por nada, y es ahí precisamente donde me pierdo.

Me encuentro muchas veces como ausente. Todo el mundo hablando y yo con una cara de sepia tratando de entender porque me quedo estático. —¿Marc estás bien?– Me preguntan. –Claro– Respondo yo. ¿Qué voy a decir? Si no sé por dónde empezar a explicar que hubo un día que todo cambió para mí.

Así que como es tiempo de callar, ya no escribiré más en el diario. ¡Qué no! ¡Qué es broma! Pero sí que es un toque de atención el no saber qué decir. Seguiré investigando esta señal y trataré de ser consecuente con ella. Así que más observar y menos hablar…

 

 

Main photo by Matus Hatala

Coméntame lo que te apetezca

sígueme en

Contacto



Para cualquier tipo de colaboración puedes
escribirme a marc@dreamingpass.com o
hacer click en contacto.

Dreamingpass © 2018