DESCRIPCIÓN DEL SUEÑO

Desde bien pequeño, hemos disfrutado en mi casa de todos los deportes posibles. Junto a mi padre, he descubierto que en La 2 se realizaban análisis diarios sobre el Rally Dakar, que las carreras más importantes del Tour se televisaban enteras, o incluso que se puede madrugar para ver la Marathon de los JJOO si se celebran en Australia. Mi vida cambió a la edad de 7 años cuando los reyes me trajeron una bici de «1 piño». 

Me pasaba el día en el parque haciendo contrarrelojes y aprendiendo a ir sin las manos en el manillar. Desde esa edad, seguía en las tardes de Julio junto a mi padre, cómo los mejores ciclistas luchaban por hacerse con el maillot amarillo y lucirlo sobre todo en los Campos Elíseos. Así que poder asistir a una etapa de alta montaña del Tour de Francia, pasó a ser un sueño que en por causalidades de la vida he podido llevar a cabo en 2019. 

Aquí te dejo la historia.