5 de febrero

¿Y si mañana se convierte en mi último día?

Es 5 de febrero de 2019

Querido lector…

 

No sé si te lo preguntas, pero yo últimamente me ronda bastante por el cabezón. Y no en un sentido negativo o triste del concepto, sino todo lo contrario. Si la vida es un milagro no me permito ver la muerte con miedo, debe ser maravillosa. Sé que muchos vais a pensar que me ha ido la pinza, pero no os preocupéis, yo también creo que lo mismo.

 

Si mañana me tuviera que ir, no me voy a sentir completo. Aún necesito explorar y recorrerme todo el planeta. Tengo una necesidad intrínseca de descubrir si de verdad somos lo mismo. Quiero comprobar si moviéndome, ayudo a moverse a otros humanos que parecen estar parados. 

Me gustaría analizar otras culturas, otras maneras de actuar y sobre todo reeducarme sin reglas. Deseo saltarme mis propias limitaciones y demostrarme a mí mismo que aquello que soy capaz de imaginar, tengo la posibilidad de convertirlo en real. Si me voy mañana no pasa nada, pero aún siento que me queda mucho para compartir.

Mañana no creo que me vaya, pero si me tengo que ir, lo haré orgulloso por el amor recibido, en eso sí que me iría lleno. No sé lo que durará mi vida, por ello necesito que tenga un gran sentido. La multitud dice que hay que vivir al máximo o el momento sin muchas veces tener ni la más mínima idea de qué va eso de “vivir”.

Así que si no me voy mañana ya tengo un plan, descubrir lo que es “vivir”. Supongo que no lo conseguiré, pero al menos me podré despedir de este mundo con una sonrisa en el alma. Porque al final lo que cuenta es recorrer el camino, o lo que es lo mismo, hacer camino al andar.

 

 

Main photo by David Marcu

Coméntame lo que te apetezca

sígueme en

Contacto



Para cualquier tipo de colaboración puedes
escribirme a marc@dreamingpass.com o
hacer click en contacto.

Dreamingpass © 2018